entorno

Morella, es un espacio privilegiado para aprender y disfrutar de una Naturaleza. El paisaje se extiende entre un mar de montañas, bosques, barrancos, espacios de gran belleza que, además, están salpicados de un rico patrimonio cultural y artístico, ermitas, masías, puentes, construcciones y muros de piedra en seco, cruces de término…

El ciclo de la Naturaleza es especial en Morella por sus fuertes contrastes, desde la desnudez del invierno y la llegada de las nieves, hasta la explosión de colores y olores en primavera y verano con multitud de hierbas aromáticas y flores silvestres. Y el otoño, que en estas montañas presume de sus tonos amarillos, marrones, el rojo y los ocres, el olor y el sabor de las setas, la trufa. Un paisaje que invita al sosiego, a recorrerlo y descubrirlo. Para gozar con los sentidos y detenerse en parajes de las pedanías de Morella, como el Roser de Xiva, los bosques de La Pobleta, las montañas gigantes, abiertas, de Herbesset, Ortells y su vegetación junto al cauce del río Bergantes. O recorrer enclaves casi mágicos como son el río de Les Corses o Cérvol, los bosques de Vallivana, el barranco del puente de la Bota, la Font de la Donzella, de la Esperança,o los poblados de La Llàcua y Salvassoria. 

En cuanto a la fauna, el cielo de Morella es surcado por numerosas especies de aves, desde el águila real, el búho real, águila culebrera, alimoches, lechuzas, abubillas, el halcón común, cuervos, palomas y, sobre todo, el buitre leonado. Pero la fauna del territorio morellano tiene en la Cabra Hispánica el animal de mayor población, junto al jabalí. También habitan en esta tierra el erizo común, el gato montés, topos, tejones, comadrejas y hurones, ardillas y zorros.

RECORRE MORELLA RODEANDO LAS MURALLAS

Fuera del recinto amurallado de Morella se ha creado lo que en esta ciudad se conoce como el Paseo de Ronda o la Segunda Alameda. Se trata de un camino de senderismo que se extiende a lo largo de toda la muralla y las afueras del casco urbano. Es una ruta que circunvala la ciudad y que permite descubrir parajes atractivos y diferentes panorámicas del entorno morellano y de la comarca de Els Ports. Esta ruta puede iniciarse en cualquiera de las puertas que dan acceso a la ciudad, aunque la mayoría prefiere practicarla desde las Torres de San Miguel.

Otro paseo que resulta relajante, fascinante, es recorrer La Alameda de Morella, una ruta urbana que enlaza la Puerta de los Estudios con la Puerta de la Nevera y que rodea la parte posterior de la ciudad. Este paseo permite admirar una atractiva silueta del castillo, así como una excelente panorámica de las montañas de Els Ports. En la Alameda se hallan los edificios singulares del colegio de Primaria, el Instituto y el Centro Deportivo y lúdico Jaume I, además de la Piscina Municipal. Cabe destacar que esta ruta ofrece la posibilidad de pasear, asimismo, en las cercanías del castillo, entre un atractivo pinar.

EL BOSQUE DE LA AVENTURA

El bosque de Pereroles es uno de los espacios naturales más emblemático y estimado por el pueblo morellano. Situado a 13 kms. de Morella, junto al puerto de Torremiró, con acceso desde la carretera N-232, es un amplio pinar con diferentes y atractivas rutas. Pereroles conjuga un espectacular entorno natural, el sosiego de la montaña, la estancia en sus refugios y la posibilidad de vivir intensas aventuras, desde buscar setas en otoño o practicar todo el año deportes como senderismo, recorridos en bicicleta de montaña, etc.  En estos refugios destaca, además del entorno, unos interiores vanguardistas y funcionales.