Riqueza gastronómica

La Gastronomía típica y tradicional de Rubieles de Mora está ligada a los productos que da la tierra (cereales, legumbres, hortalizas, frutas, etc..).  y a  la  cría  de  animales  (aves  de  corral,  cordero,  caza  menor,  cerdo, et..).  Entre  los  platos  estrellas  de  la  zona  se  puede  destacar:  las judías estofadas, cocido, migas, sopas de perolico, callos, patas de cerdo, conejo y perdices escabechadas, carne guisada, o las clásicas chuletas de ternasco a la brasa. Sin embargo,  no hay que obviar que los derivados del cerdo tienen  en  la  localidad  una excelente  calidad.   El jamón  es  la  estrella  de estos productos ya sea en el clásico jamón serrano o bien en el de Teruel de Denominación  de  Origen. Además  se  obtienen  embutidos  envasados en adobo  (con aceite), así como  embutidos curados  (longaniza,  chorizo, salchichón, lomo embuchado y sobrasada), morcillas (de arroz o cebolla) y las güeñas.

Otros productos que ofrece la tierra y que merece la pena mencionar es  el NISCALO  ó  ROVELLÓN (Lactarius  deliciosus), que tanto abunda en los alrededores. Los "REBOLLONES", tal y como son conocidos en la zona, son muy apreciados por su alto valor culinario. Y la TRUFA NEGRA (Tuber Melanosporum), muy apreciada por su aroma, condimento gastronómico y también valor económico.